Consecuencias del temporal en Basses de Gallissà

Durante los días 19 y 23 de enero, tubo lugar un temporal que causó fuertes nevadas y lluvias que afectaron a la mayor parte de Catalunya.

Concretamente el río Segre sufrió un incremento importante de su caudal. En la zona de las Basses de Gallissà (Bellver de Cerdanya), este aumento hizo que el río sobrepasase el primer tramo de mota que se habia retirado con los trabajos piloto realizados dentro del Life Alnus.

El agua traspasó el nivel de la mota y circuló por el camino, aportando sedimento y restituyendo la dinámica fluvial natural. Este hecho demuestra que la conectividad ecológica (hidráulica, sedimentaria y biológica) entre el río y la ribera ha aumentado.

También es necesario destacar que circuló un gran volumen de agua por el canal abierto. Todo este agua junto con el que entró por la mota, aporta sedimentos y nutrientes, y se infiltra en el terreno. Esto permite la recuperación del nivel freático, que a su turno crea las condiciones para que se pueda desarrollar el bosque de ribera.

En resumen, la zona de ribera fluvial vuelve a relacionarse son el río.

 

Acciones relacionadas:

top